miércoles, 6 de abril de 2011

Un librillo

Cómo veo un clima relajado a la vez que tenso con vistas al 17, traigo por aquí una lectura que viene muy bien en estos días en los que ya no hay que correr mucho a la espera del Maratón.
Atletas de las Tierras Altas, de Nacho Docavo Alberti. Assafa, joven etíope, ve una carrera en la que Haile Gebreselassie gana la final de los juegos olímpicos de Sidney. A partir de ese momento sólo piensa en convertirse en atleta.
El autor con esa excusa nos hace un recorrido por Etiopía y nos muestra lo difícil que es triunfar en el atletismo en un país como Etiopía, en el que todos parece que han nacido para correr. Es una novela juvenil pero es válida para todas las edades y necesaria para apreciar este deporte (que buena falta le hace).
El libro termina con la final de los 10000 metros de Atenas 2004, mítica carrera, en la que Haile Gebreselassie termina quinto y que gana otro etíope Kenenisa con una última vuelta en 53 segundos, ahí es na.
Me quedo con este fragmento del final:
"Es curioso -comentó Samuel en plan sabio-, ningún atleta etíope, ni Bikila, ni Derartu, ni Haile, ha logrado ser triple campeón olímpico. En su tercer intento siempre aparece un compatriota más joven y veloz que él y, ¡zas!, manda al garete su sueño."

3 comentarios:

  1. Me lo apunto a la larga lista de libros pendientes; gracias por la información, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Toda lectura (que no Lecturas) es bienvenida.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta calidad sobre el tartán de ese video.Me sigue sorprendiendo la humildad de Gebre que, aún siendo quinto, entra con la sonrisa en la boca.
    Gracias por la recomendación literaria, la voy a aprovechar.

    ResponderEliminar