martes, 4 de enero de 2011

Entreno siniestro II

Ayer por la noche ya me lo advirtió la Lola Chusa:

-¿Mañana por dónde sales a correr?
-Tengo tirada larga y debería salir por el campo, que sufren menos las piernas –dije en plan formal.
-¿Por el campo? No, no –dijo la Lola Chusa con voz temerosa-, ya sabes lo que te pasó la última vez, remember you. Vete por San Fernando y luego por Coslada, así rememoras los lugares de tu cercana infancia.
-Ok, baby, duerme tranquila, que hasta me voy a llevar mi móvil Chokia XpressMusic, con tarjeta de memoria de 1 gb y avisador acústico para cuando tenga que beber la bebida isotónica, por siaca.

Pero hoy por la mañana hay niebla, así que me preparo bien para no pasar frío (me pongo la camiseta de la SS 2008, con escote palabra de honor –igual que la de este año-, cómo diría un amigo). Salgo a rodar y cambio de planes sobre la marcha. Las piernas están cargadas después de las cuestas del jueves y la SS del viernes, así que rodar 1 hora y 35 minutos por asfalto no me seduce: “Perdóname, Lola Chusa, pero iré para la zona del Paseo de los Chopos y luego me adentraré en el Parque, a pesar de esta niebla siniestra…”

En el Paseo de los Chopos todavía se ve gente, pero cuando casi he completado una vuelta me dirijo al Puente de El Moco. Una vez que lo cruce, la civilización quedará atrás y delante ya solo me esperará un mundo de tinieblas… Mis piernas y mi mente tendrán que ser fuertes.

Ya al otro lado, y pensando en que pueda haber bandoleros, me tapo la cara con la braga, cual camaleón que se adapta a su entorno: “Tiene narices, al otro lado políticos, y aquí bandoleros. No está seguro el dinero en ninguna parte”. Pues a 100 metros y surgidos de la nada, dos presuntos bandoleros. Muy abrigados, con gorros y la caras tapadas: “Tranquilo, no tienes nada para darles, ni los buenos días como persona educá que eres”. 50 metros, 25 metros, 10 metros, 2,5 metros…, pasamos de largo, falsa alarma.

No llevas ni medio kilómetro por el Parque y ya ha habido un posible incidente. El pulso se vuelve a normalizar, no paso de las 125 pp. Más adelante y a la izquierda veo un trozo de tronco cortado. Pienso en un hacha y en Jeison, el de Viernes 13. Madre mía que mal rollo. En esta zona no debería ir a menos de 5’40” por km, pero ni planning ni leches. Las pulsaciones pasan de 170 (en la SS de Vicálvaro no pasé de 165, así que al loro al momento de miedo vivido). Acelero y salgo de la zona más boscosa…

En el camino despejado todo se vuelve a normalizar. Ha habido dos posibles incidentes, pero se han quedado en nada. Más relajado, vuelvo a rodar por encima de los 5’40” por km y las pulsaciones bajan a menos de 130. Aunque más adelante, al girar en una curva, veo un grupo de runners, con sus camisetas de colores chillones. Estoy a unos 300 metros de ellos, ruedan a un ritmo parecido al mío. Pero llevan un camino equivocado. Se dirigen a la Finca de los perros The Dogs: "Maldición, ¡no!!! Ya sé que hasta que no lleve 50’ no puedo bajar de 5’40”, pero esos infelices se dirigen a un triste final: “Tienes que acelerar, sus vidas están en tus piernas”. Avivo el ritmo, pero ellos también van más rápido: “¿Por qué no haré series???”. No consigo alcanzarles y están a punto de llegar a la finca. Les grito, acelero, oigo ladridos, insultos, gritos de terror, no, no… Me escondo detrás de un árbol. Me asomo. No tengo palabras para describir lo que veo. Por un lado hay restos de camisetas (anda, hay una de la media de Fuencarral, con ese diseño tan molongo), por otro varios Fores y … también veo a los perros The Dogs después de su banquete: "Zampones, yo empachao desde Nochevieja y ellos ya están dándose otro festín". Huyo de allí.

El camino de vuelta a casa es muy triste. Me echo en cara solamente el trotar por trotar y no realizar series. Pero es tarde… Pobres runners, compañeros del asfalto. Me prometo que esto no volverá a pasar. El planning que me ha pasado Lenon va a ser respetado al 100% y si hay series, las hago: "Lo juro, os lo debo, compañeros runners".

Llego de nuevo al puente de El Moco y desde allí completo el resto del entreno (a falta de 2 minutos para completar los 95, y no consigo que la última parte sea más rápida, pero los tristes acontecimientos han podido conmigo ).

8,66 00:50:00 00:05:46
4,58 00:25:00 00:05:28
3,2 00:18:02 00:05:38

16,44 01:33:02 00:05:40.

6 comentarios:

  1. Desde luego, dentro de poco te veo corriendo en cinta. Liguilla actualizada, José Carlos y Raúl, comienzan apuntuar a partir de enero de 2011.
    Yo para este año que empieza me he propuesto empezar de cero, a coger ritmo con tranquilidad sin prisas, sin competiciones. Iré poniendo mis entrenamieentos aquí semanales. Es difícil cnciliar la vida familiar-atlética-laboral que se le va a hacer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si ya lo dice el refran: "Al que buenas series hace, el perro no le hace un traje". Pero qué sabio que es el refranero popular runero.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Lolo, tus entrenamientos empiezan a preocuparnos a los de este lado de la M40. No tomarás nada raro, no?
    Nos vemos, figura

    ResponderEliminar
  4. Entorviscao, ánimo, que así poco tiempo te queda (y lo de liguilla, ¿cómo es que no entran hasta enero?).

    Y tanto, Klass, sin series no podemos progresar, pero es lo que hay (o cambios de ritmo, cuestas, ...).

    Jajajajaja, Román, estoy loquísimo, jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  5. Román, una palabrota, que nos leen mayores de 18 años, jejejeje

    ResponderEliminar